SPA

SPA Solo Adultos (+18 años)

Acceso a la piscina climatizada de hidromasaje, la ducha de sensaciones, la sauna
finlandesa y la zona de relax superior.

SPA Familiar (todas las edades)

Acceso a la piscina climatizada de hidromasaje y la ducha de sensaciones.
Por seguridad infantil la sauna estará cerrada durante la sesión.

 

           Tarifas 1 hora
                Visitantes   Clientes
+17 años       16€           8€
de 2 a 17        8€            4€
-2 años            GRATIS

Hay que llevar: Traje de baño, gorro de baño, toalla pequeña para la sauna, toalla grande o albornoz y
chanclas.

Hay que reservar hora:
636 066 465

 

MASAJES

Completa un fantástico día de relax con un masaje que te libere de todas las tensiones. Confía en las manos de la masajista Laura Coronas y despertarás a nuevas sensaciones de bienestar.

Para masajes y tratamientos hay que reservar día y hora antes de su llegada a Cadí Vacaciones.

Teléfono de reservas: 608.337.293  Laura Coronas

Masajes 50′

Masaje Relajante

Masaje Desde-contractura

Reflexología podal

Masssatge Circulatorio

Masaje  ITO-THERMIE

El masaje Ito-Thermie es una terapia de origen japonés basada en el calor y el olor como elementos terapéuticos.
En lugar de utilizar los dedos para estimular la piel se utilizan dos tubos metálicos dentro de los que se ponen unas varitas de incienso elaborado con hierbas curativas,
que se consumen poco a poco.
El terapeuta va deslizando estos tubos sobre la piel de la persona siguiendo los meridianos de acupuntura y la musculatura. De esta manera la piel es estimulada mediante calor, presiones y fricciones. Además, se aprovechan las propiedades terapéuticas del humo que la piel absorbe durante el tratamiento. Sus beneficios son: Aumento de la energía. Relajación de la musculatura. Estimula el sistema inmunitario. Equilibra el sistema nervioso. Activa la circulación y el sistema linfático. Calma, relaja y tranquiliza la mente.

Masaje KI-ASAI

El masaje Ki-Asai libera las tensiones más profundas. Las tensiones son el origen de la manifestación de lo que normalmente llamamos enfermedad o estado no normal de salud. La práctica en sí misma activa el mecanismo de curación de cualquier tensión-anomalía-enfermedad, aunque no sepamos su origen, los síntomas o el diagnóstico de la patología. Ayuda a mejorar: A nivel físico: mejora la circulación sanguínea, oxigena las células, flexibiliza las articulaciones. Ayuda a aliviar los dolores de lumbalgia, artrosis, migraña, mala digestión y bronquitis. A nivel mental: alivia las preocupaciones y el estrés de nuestra vida cotidiana, fibromialgia, depresión, estrés, ansiedad. A nivel espiritual: aligera nuestra responsabilidad, nos inspira la creatividad, mujer alegría en nuestra vida cotidiana y hace aflorar nuestros sentimientos más humanos.